El trabajar con tan singular gama de artistas, en múltiples formatos, dota a esta colección con energía y posibilidad ilimitadas. La idea es no enfocarse en un solo artista o movimiento, sino empaparse en la plétora de arte disponible en el mundo, creando una colección distintiva que se extienda sobre fronteras internacionales, diferencias culturales y preferencias personales.

Como directores de la Fundación Hafnia, Stevens Vaughn y Rodney Cone comparten una visión de construir su colección reflejando el millar de experiencias y emociones que la vida tiene para ofrecer. Sus propias vidas son una fusión de culturas, de negocios y arte, de amar y expeditar. El infundir dicha mezcla al mundo del arte es una de las fuerzas motivadoras detrás de los artistas con los que escogen trabajar y tras las piezas que coleccionan. Les gusta sacar a relucir el máximo de potencial de cada artista con quien trabajan, convirtiéndolo a su máxima fuerza de trabajo productivo. No es que solo inviertan en arte… sino que invierten en el artista. 

Fundada el año 2000, la Fundación Hafnia está comprometida con el ideal de coleccionar y preservar arte proveniente de todo el mundo, con el objetivo de explorar la diversidad cultural en la expresión artística. Mediante este intercambio cultural, la meta crece y pasa a ser el promover el entendimiento mutuo más allá de las fronteras étnicas, sociales y sexuales. Una de las más grandes razones de orgullo de esta fundación, es la capacidad de hacer comulgar artistas de distintos trasfondos, expandiendo de esta manera las escenas conceptuales que estos mismos representan. Las piezas de arte que forman parte de esta colección, representan artistas de América, China, Chipre, Dinamarca, Islandia, Los Países Bajos y Noruega, entre otros. Se compone de esculturas, pinturas e instalaciones, ambas tanto realistas como abstractas, así como una extensa colección histórica de posters de propaganda china.

© Hafnia Foundation​